Disfrutando los tesoros del mar

Disfrutando los tesoros del mar

Durante años las ostras han sido un manjar prestigioso y digno de vencedores en la historia del mundo. Los griegos celebraban sus victorias comiéndolas, asadas, bañadas de miel, perejil y menta; los romanos las disfrutaban con pan negro y pescados fermentados. Así mismo, en Francia, Voltaire y María Antonieta recomendaban en su círculo más cercano comer alrededor de una docena al día.

Sin duda, estos moluscos representan una experiencia sibarita, una oportunidad de besar el mar como lo decía el poeta parisino Léon-Paul Fargue. Es un proceso que parte de disfrutar el sabor natural, aroma y el nácar de la concha, e incluso llegar a apreciar su estructura física protectora.

Las mejores ostras de Saint Kerber llegan después de recorrer 8000 km.

Hablar de ostras es hablar de pasiones gastronómicas que están adheridas a la suntuosidad. Saint Kerber famosos por exportar las mejores ostras del mar, dedican su vida a criar estos moluscos desde la recepción de la semilla hasta su maduración y exportación de la ostra.

Ciertamente, su historia comienza en las costas del mar mediterráneo, en la bahía del Monte Saint-Michel donde la empresa familiar de François Louvet ha establecido un proceso de crianza particular que ha sido galardonado en múltiples ocasiones por prestigiosos concursos como el Concours General Agricole de París y Los Oscars de Ille y Naughty en la categoría “Desarrollo Internacional”, ambos con medaille d’OR.

La familia Louvet tiene como filosofía en la vida y los negocios la alta calidad; por eso desde que se plantean nuevos rumbos de exportación, la empresa destina dos peritos que deben conocer la calidad y capacidad de servicio de la compañía que los va a representar. ¡Por supuesto! Las mejores ostras del mundo no pueden ser vendidas en cualquier lugar.

En Colombia, tenemos la fortuna de disfrutar de manera permanente las lujosas ostras francesas de Saint Kerber gracias al restaurante Pesquera Jaramillo quienes entablaron una relación comercial con Saint Kerber pues trabajan bajo la misma filosofía de buscar siempre la excelencia y la mejor calidad.

Pesquera Jaramillo ha tenido que enfrentar un arduo proceso y ha logrado traer desde la costa de la Bretaña Francesa estas ostras Gold Beach. ” Dentro de nuestras misiones gastronómicas alrededor del mundo el objetivo es buscar y encontrar lo mejor del mar para  Colombia y sin duda alguna las ostras, hoy, hacen parte de nuestra fascinante gastronomía para que nuestros comensales puedan disfrutar de este manjar. Ha sido un trabajo titánico de nuestra presidencia pues las ostras francesas son únicas  e inimitables” Indicó Aldo Gutiérrez Gerente de Mercadeo de Pesquera Jaramillo.

Para celebrar la llegada de estas ostras a Colombia, Pesquera Jaramillo ha preparado para el  mes de diciembre el festival “Las otras y champagne”  invitando al Champagne Taittinger de Francia para lograr un clásico y perfecto maridaje que lo transportará a la esencia misma del océano.

festival ostrasfestival ostras

Ostras y Champagne

Realmente, un producto tan distinguido no puede ser maridado con un acompañante al azar, se trata de un compañero ideal, un Don Quijote para un Sancho Pansa, y en este caso, la llegada al país de estos moluscos coinciden con el arribo de la champagne Taittinger Brut Reserve y Taittinger Prestige Rose. El matrimonio perfecto.

Taittinger es una bodega familiar ubicada en Reims, en la región de Champagne, Francia. Fue fundada en 1734 y desde entonces se ha distinguido por ofrecer productos de altísima calidad. La influencia familiar ha permitido conservar la tradición de tantos años, que se ha complementado con el modernismo impuesto por las nuevas generaciones del negocio, permitiendo a Taittinger destacar en los más prestigiosos eventos y reuniones.

Las cavas de Taittinger están ubicadas bajo la abadía de San Nicasio. Estas fueron destruidas durante la revolución francesa pero más adelante excavadas y ampliadas por los monjes para usarlas como bodega para los vinos de champagne que disfrutaban los benedictinos. Hoy en día son patrimonio de la humanidad.

“El maridaje entre ostras y champagne es perfecto, la salinidad y carnosidad de la ostra armoniza bien con la frescura y la burbuja del champagne” Reveló Isidoro Esquenazi, gerente de mercadeo de Casa Domecq, representantes oficiales de Taittinger en el país.

DondDoh llega a Bogotá en 2019

Los chefs Ciro Watanabe, Renzo Garibaldi y Marco Quispe, responsables de las cocinas de algunos de los mejores restaurantes del Perú, y Paul Hernández, chef de Osaka en Bogotá hicieron la presentación del proyecto DonDoh el pasado 31 de octubre; el nuevo restaurante tendrá una inversión cercana al millón y medio de dólares y será abierto a finales del 2019. Revista Easyfly tuvo la oportunidad de hablar con Renzo y Marco, quienes nos contaron un poco sobre esta nueva propuesta que llegará a la capital colombiana.

Renzo Garibaldi

Revista Easyfly: DonDoh es un restaurante fine dining. ¿Explíquenos este concepto?

Renzo Garibaldi: Yo creo que cada persona tiene una idea de lo que es fine dining, en mi caso es una buena experiencia, es comida hecha con cuidado, con cariño, servida de buena forma y en un ambiente que te pueda brindar una experiencia positiva y única.

Revista Easyfly: Teniendo en cuenta esto, ¿Cuál diría que es ese valor especial para que los bogotanos no se pierdan DonDoh?

R.G.: Hay algo que lo explica muy bien, después de casi 15 años el grupo Osaka ha dejado claro que su trabajo es 1A en todos los sentidos; servicio, lugares y la felicidad del comensal; yo creo que hay pocos sitios donde vas a tener una experiencia tan completa como la que tienes en Osaka o como la tendrás en DonDoh.

Revista Easyfly: ¿Por qué traer esta experiencia a Colombia?

R.G.: Sentimos que Colombia es un mercado que esta abierto a nuevos conceptos, en particular la gastronomía esta creciendo mucho y ya tenemos un restaurante hermano que es Osaka, entonces para nosotros el siguiente paso natural era venir al país.

Revista Easyfly: ¿Cuál ha sida la experiencia con este modelo en Perú?

Marco Quispe: La experiencia es muy buena, es bastante divertido porque van muchos colombianos y la pregunta siempre es la misma ¿cuándo van a abrir DonDoh en Colombia? entonces estar acá hace parte de ese cuestionamiento.

Revista Easyfly: ¿Cómo fue diseñada la carta de DonDoh?

R.G.: La idea de DonDoh es la mezcla de Osso, con el amor y el cariño que nosotros tenemos por el manejo de brasa y carnes, más la experiencia que tiene el equipo de Osaka en comida oriental, entonces la carta comenzó respondiendo esa pregunta, ¿cómo hacer comida oriental enfocada a las brasas? Ciro y yo trabajamos en la primera carta, luego Marco tomó el puesto y hoy lo que estamos sirviendo en su mayoría es creación de él y estamos súper contentos con ello.

Marco Quisep

Revista Easyfly: ¿Cuáles son esos platos imperdibles de DonDoh?

M.Q.: La Black Burguer, el Avocado y como novedad el Kuro Taco de pan negro con chuleta y especias, cuando lo ves es una mezcla medio rara pero es una explosión para el paladar.

R.G.: El sánduche de pescado es impresionante, también recomiendo un clásico de nuestra carta: las alitas crocantes y en cuanto a las brasas, la chuleta con salsa de whisky, añejada entre 45 y 60 días, es increíble.

Avogado brasa

 

por. Juan Pablo Gaitán

Asia a la mesa, el nuevo menú de Tamarine

Desde hace un año, el chef Sombat Phanlamphu vive en Bogotá. Durante este tiempo se ha dado a la tarea de recorrer los más diversos y escondidos mercados de Colombia para buscar los ingredientes auténticos de la cocina asiática o los productos más cercanos a la riqueza gastronómica de su región de origen.

Después de encontrarlos, en su cocina como laboratorio, comenzó a experimentar con la mezcla de sabores y aromas, hasta lograr preparaciones que lo transportaran a una experiencia oriental genuina. Así nació la nueva carta de Tamarine, 100 % creada por el chef Sombat, con una marcada influencia en la cocina thai y un concepto para compartir y degustar una amplia variedad de platos en la mesa.

“He puesto toda mi experiencia para cuidar los sabores y la presentación auténticamente asiática de cada uno de los platos, para que sean una propuesta única en Bogotá”, afirma el chef.

Pad Thai- Tamarine- JW Marriott Bogot†

Entre las entradas se destacan las samosas de papa con aderezo de yogur, una masa crujiente frita rellena de arvejas, papas, lentejas y salsa de yogur, y el pato y pollo tailandés, una típica ensalada tailandesa fresca para armar con lechugas, hierbabuena, cilantro, achalote, polvo de arroz, salsa de pescado, chile, maní, tamarindo y ostras, ideal para compartir. Gyozas, satay de cordero y lomo, rollo primavera langosta, cake de pescado, calamares crujientes, entre otros, forman parte de las opciones del inicio de este viaje gastronómico.

La propuesta incluye variedad de ensaladas, un menú de sopas y una oferta de 13 platos principales, con propuestas destacadas como el cochinillo confitado (lechón prensado con reducción de teriyaki, puré de manzana al curry y vegetales), el pato estilo pekín en salsa de mango y ciruela, acompañado de finas crepas asiáticas, y el ya famoso y conocido Pad Thai Tamarine, preparado 100 % por las manos del chef tailandés.

Una de las novedades de esta carta es la sección Vegetariano de la Tierra, una propuesta especial de platos vegetarianos con gyozas, pad thai, curry verde, tallarines estilo Singapur, albóndigas de vegetales y el clásico Vegetariano de la India, con variedad de preparaciones para degustar como guiso de lentejas, bab ganush, salsa raita, curry de vegetales, tabule, tahine, naan, pan de garbanzo, arroz basmati y salsas para acompañar.

Los postres resaltan por sus combinaciones de sabores y toque aromático, como el Tuilé de Sésamo con mousse de cardamomo, creme brulee de chai tea, mousse de lychees con esencia de sake y limonaria, helados artesanales de wasabi, jengibre, soya, sésamo y té verde, entre otras creaciones pasteleras para compartir.

Vegetariano de la India-Tamarine-JW Marriott Bogot†

La propuesta de bebidas es frutal, con jugos de sandía y jengibre, y tamarindo. Para los que buscan sabores más vibrantes, el restaurante ofrece 10 cocteles preparados con las mejores mezclas de sake, licores y frutas.

De esta manera, Tamarine continúa posicionándose entre las mejores propuestas gastronómicas de la ciudad y como un punto de entretenimiento de la ciudad donde la música, los colores y la atmósfera crean una experiencia única.

¡No te lo pierdas!

Restaurante Tamarine

JW Marriott Bogotá (calle 73 N° 8-60).

Teléfono: 321 904 1217.

Horario: lunes a domingo, 12:00 m.–3:00 p.m./6:30 p.m.–11:00 p.m.

Un libro indispensable para aprender a comer

La cocina es el epicentro de los hogaren en Colombia. Esto inspiró a seis profesionales de diferentes disciplinas a escribir la Guía práctica para aprender a comer. Se trata de una propuesta editorial de la Fundación Colombiana del Corazón, con el apoyo de la Sociedad Colombiana de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, para que las personas aprendan a tomar decisiones en su alimentación que vayan de acuerdo con un estilo que permita cuidar la vida.

Esta guía está construida para incentivar y motivar sin restricciones y sin prohibiciones, sin dietas y sin estereotipos. Es un recetario que cumple con las leyes de la alimentación. Por eso es equilibrado, adecuado al estilo de vida, con armonía entre las diversas posibilidades de alimentos y garantiza la calidad de nutrientes que requiere el cuerpo.

El libro está dividido en tres capítulos: el primero es una autoevaluación; el segundo, una guía práctica sobre las claves para aprender a comer, y el tercero es el primer recetario en Colombia con valoración nutricional por cada momento de comida y balance de alimentación diaria para 30 días.

La cultura de aprender a comer, que propone Corazones Responsables, se fundamenta en las buenas decisiones pensando que en realidad hay mucho para comer y poco tiempo para hacerlo, que hay mucho para comer y poca orientación. Por eso la propuesta es aprender a comer para el buen vivir.

Guía practica para aprender a comer 01

Autores

Esta publicación fue creada gracias al trabajo y conocimiento interdisciplinario de seis profesionales, entre ellos Alexandra Pérez-Idárraga, nutricionista dietista, especialista en ciencia y tecnología de los alimentos y M.Sc en ciencias del movimiento humano; Maritza Gómez, nutricionista dietista, máster en nutrición deportiva y clínica; Mónica Forero, nutricionista, especialista en alimentación y nutrición para la promoción de la salud, magíster en actividad física y salud; Miguel Ángel Gómez, nutricionista, especialista en promoción de la actividad física para la salud; Juan Carlos Santacruz, líder del programa Corazones Responsables de la Fundación Colombiana del Corazón, y Mafe Abadía, chef empírica y presentadora del programa de TV “Cocina saludable con Mafe”, en Cartagena.

¡No se lo pierda!

El precio de lanzamiento: $50.000 más costo de envío.

Pedidos: comunicaciones@corazonesresponsables.org – (571) 523 0010.

El hotel Ibis Bogotá Museo se renueva

Luego de ocho años de su instalación en la capital, el hotel Ibis Bogotá Museo se renovó y presenta el lobby con un diseño innovador y un concepto más amigable y moderno. Asimismo, amplió el área del restaurante de 87 a 120 puestos y una propuesta de gastronomía auténtica peruana: Q Ceviche.

Q Ceviche llega con un concepto innovador, en el cual los asistentes podrán ver en un show en vivo la preparación del ceviche que pidan. Sorprende la variedad del menú en cuanto a entradas, platos fuertes y postres.

Allí hay delicias como arroz chaufa de mariscos, ají de gallina, lomo saltado, jalea mixta o pescado a lo macho. Como entradas, causa limeña y vegetariana, sopa criolla y parihuela de mamá, entre otras. En postres, el imperdible suspiro limeño, crocante de banano y bocadillo, y no se puede perder el helado de quinua.

 

La Herencia renovó su estilo y evolucionó en su menú para recibir sus primeros 7 años

Los comensales que visiten este restaurante bogotano podrán realizar un viaje gastronómico por toda Colombia sin levantarse de la mesa.

Con casi el mismo equipo con el que abrió sus puertas hace casi 7 años, el restaurante La Herencia cada vez se consolida más como un referente de comida colombiana en Bogotá con su apuesta de valor: tradición en sus recetas e innovación en su presentación.

De acuerdo con Valentina Builes, fundadora y propietaria del restaurante, la apuesta de valor siempre ha estado encaminada en rendirles un homenaje a esos platos insignia de la gastronomía nacional.

“A nosotros nos encanta hacer todos los platos que nos han acompañado por décadas en nuestras casas. Rescatamos esas preparaciones que llevan horas encima de un fogón, pero que al probarlas nos remontan al cariño y la dedicación que las abuelas de antaño le gastaban a la cocina”, señala Builes.

La comida colombiana se merece esa casa con ambientación de familia, de hogar, por eso este proyecto opera en una casona de conservación en el barrio Quinta Camacho, en la capital colombiana. Entrar a La Herencia es entender que en la cocina siempre existen el sabor y el folclor, y allí cada región está representada por sus olores, aromas y colores.

Dinamismo y evolución

Para este aniversario, La Herencia renovó su estilo manteniendo lo acogedor de su ambiente, pero alegrando sus colores, porque, según explica Valentina Builes, hay mucho por celebrar en estos primeros 7 años de trabajo.

En cuento al menú, los comensales podrán disfrutar de los clásicos, como la sobrebarriga con papa chorriada, las canastas de amasijos típicos, el mondongo con su única presentación y, para encontrar una gastronomía innovadora colombiana, el risotto del altiplano con queso paipa.

“Queremos continuar con nuestros homenajes a los platos que los mismos comensales exigen a la hora de buscar su represtacion regional. Por eso, venir a La Herencia es hacer un viaje gastronómico por toda Colombia”, finaliza la creadora de este restaurante.

Así las cosas, este lugar es una parada obligada para los amantes de la comida nacional y para aquellos que quieran conocer los diferentes sabores que ofrece la gastronomía colombiana sin levantarse de una mesa.