Llega a Florencia la clásica de la reconciliación

Por décadas el municipio de Florencia, Caquetá fue sinónimo de violencia. Hoy es un territorio de confianza y reconciliación. Por eso, con el propósito de generar oportunidades de inclusión social y económica en la región, favorecer la seguridad y convivencia pacífica y desestigmatizar el territorio, capitalizando su enorme potencial como destino turístico y  deportivo, el Programa de Alianzas para la Reconciliación (PAR) de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y ACDI/VOCA, organiza la tercera Clásica de Ciclo montañismo y el Ciclo Paseo Recreativo por la Reconciliación que se llevarán a cabo en Florencia, Caquetá el 17 y 18 de noviembre.

La actividad estará liderada por la embajadora de la Reconciliación, Mariana Pajón, y será un fin de semana en el que deportistas y aficionados podrán disfrutar del paisaje y atractivos turísticos ofrecidos por “La puerta de oro de la Amazonía”, así como diferentes actividades con las que se busca generar confianza en este territorio de paz.

Los asistentes a la Clásica de Ciclo montañismo, actividad principal de la jornada, recorrerán un total de 43 Km, que inician y finalizan en el Parque Santander, donde la medallista olímpica Mariana Pajón dará un reconocimiento a los 6 primeros de la competencia.

IMG_9629

Mariana Pajón embajadora de la Reconciliación

La ganadora de la medalla de oro en las olimpiadas de Londres y Rio de Janeiro, en 2017 asumió el rol de embajadora de la Reconciliación con el fin de generar conciencia y movilizar a los jóvenes a ser actores de reconciliación, e invitar a los colombianos a explorar y disfrutar los territorios y, de esta manera, generar nuevas oportunidades de desarrollo y de exploración de un nuevo país.

Mariana Pajón participó en la primera y segunda Clásica de Ciclo montañismo por la Reconciliación realizadas en los municipios de Chaparral y Ciénaga en noviembre de 2017 y octubre de 2018 respectivamente, donde estuvo acompañando a los participantes de la competencia e interactuó con los habitantes de los municipios, llevando un mensaje de reconciliación e invitando a los jóvenes a ser agentes de cambio, como nueva generación que confía en el potencial que tiene el país para generar espacios de paz.

Adicional, como Embajadora busca concientizar y movilizar a jóvenes y adultos a través del deporte, fomentando valores como la disciplina, el cuidado y respeto de uno mismo y del otro. A través del deporte, como herramienta que promueve la unidad y permite superar diferencias sociales, económicas y/o étnicas, se pretende crear confianza y generar oportunidades de inclusión social y económica, favoreciendo la seguridad y convivencia pacífica en este territorio.

San Pacho le abrió sus puertas a la reconciliación

Mediante la creación de una comparsa de la reconciliación llamada “Sé – Mental”, la Asociación para las Investigaciones Culturales del Chocó (ASINCH) propuso una estrategia para cuestionar el machismo como una oportunidad para la reconciliación.

Este es el resultado del acercamiento entre jóvenes de ocho barrios de las zonas norte y sur de Quibdó, participantes de los proyectos “Vení cantá. Sueños que suenan”, que trabaja para fortalecer capacidades artísticas de muchachos de los barrios El Reposo, Los Álamos, Bahía Solano y Villa España, con el fin de lograr cohesión social y reconstrucción de memoria histórica, articulados a los participantes de la estrategia “Somos paz, Quibdó, municipio seguro para niños, niñas y adolescentes”, que busca fortalecer capacidades artísticas, generar y difundir escenarios de encuentro, ofrecer un acompañamiento psicosocial e implementar herramientas pedagógicas que permitan la reconstrucción de la memoria histórica a través del canto con jóvenes que habitan barrios de alta vulnerabilidad social en Quibdó, como Ciudadela Mía, Uribe, La Victoria y Poblado.

IMG_2138

Ambos procesos han profundizado en situaciones y problemáticas que forman parte de la cotidianidad de los jóvenes en un contexto cargado de violencias, entre ellas las basadas en género, que agravan aún más los riesgos a los que constantemente se exponen en un hábitat donde la violencia estructural hace presencia de forma contundente.

Así que, en el marco de las fiestas de San Pacho, un escenario donde confluye el pueblo, apelando a la importancia de las expresiones culturales para la interacción entre la juventud, la comparsa se convirtió en una forma de expresión de las vivencias de los jóvenes en medio de la tradición y la evolución cultural, pero también como un mecanismo efectivo para propiciar la reflexión.

“Sé – mental” es una invitación a que los jóvenes involucrados en estos procesos cuestionen las ideas preconcebidas sobre lo masculino e indaguen en otras formas de ser hombres y mujeres en su entorno, mediante el acercamiento a nuevas ideas sobre el amor propio, el autocuidado, el relacionamiento sano entre pares y el respeto a la diversidad sexual y de género.IMG_2421

Por eso, en medio del bunde, los jóvenes bailarán por la vida, por la reconciliación y en busca de una paz que comienza consigo mismos y se comparte en comunidad.

Esta comparsa fue ganadora de la convocatoria “Retos”, del programa “De igual a igual” de ONU Mujeres, que participan y tienen el apoyo del Programa de Alianzas para la reconciliación de USAID y Acdi/Voca, la Alcaldía de Quibdó, Corporación Región, Unicef y la Corporaloteca de la Universidad Tecnológica del Chocó.

Conoce más de la iniciativa en:

www.asinch.org

https://facebook.com/venicanta/